El Titanic yace a 45 km de profundidad en la oscuridad del fondo oceánico. Tan lejos e inaccesible que pocos científicos se han atrevido a realizar la peligrosa inmersión hasta sus restos.

No importa cuántas veces se haya hecho el viaje, siempre resulta interesante verle surgir de la oscuridad tras un minúsculo foco de luz.
tags :